Relacionarse

Aprendemos a relacionarnos desde nuestras primeras interacciones, con nuestros padres, estableciendo dinámicas que determinarán de qué forma nos iremos relacionando a lo largo de nuestra vida. Que las relaciones se den de forma natural y auténtica, (“sana”), requiere aprender nuevas formas de educar las relaciones con los niños. Los efectos no sólo se dan en ellos, sino también en quien establece esa forma de relacionarse.